¿Para qué sirven las máquinas virtuales? Todo lo que necesitas saber

Katia Hernández
Tiempo de lectura: 5 min
Publicación: 02 sep, 2021

Hoy en día, existen varios modelos de negocio que permiten a las empresas sacar el mayor rendimiento de su inversión, pagando únicamente por los recursos que usan, esto incluye, a las máquinas virtuales.

Este concepto se refiere al uso de una infraestructura, como podría ser desde un servidor hasta un espacio de almacenamiento, de forma virtual.

Una máquina virtual es un software capaz de soportar en su interior otro Sistema Operativo, simulando que es una computadora real.

La cual crea una capa independiente donde se emula el funcionamiento de la computadora con todos los componentes de hardware que necesita para funcionar como un disco duro, una memoria RAM, las tarjetas de red, la tarjeta gráfica, entre otros elementos, aunque todos ellos son virtuales.

Este software es capaz de ejecutar cualquier sistema operativo o programa, tal y como lo haría cualquier computadora, haciendo que la emulación se encapsule en un conjunto de archivos que funcionan como un contendor, es así como la máquina virtual se ejecuta en una ventana de la computadora como si tratara de un programa o aplicación más.

La única diferencia entre la computadora real de tu empresa y una máquina virtual que se ejecuta en esa misma, es que tu computadora sí cuenta con un hardware real, mientras que la máquina virtual emula todos sus componentes.

Es así como las características del hardware se pueden ajustar para hacerlo compatible con el sistema operativo que vayas a usar en esa máquina virtual, es decir, aunque tu hardware real no sea compatible con un determinado sistema operativo, el de una máquina virtual que se ejecute en ese ordenador sí puede serlo.

De esta manera, una vez creada la máquina virtual en una computadora, puedes copiar o mover el archivo contenedor que se crea y ejecutarla en cualquier otra computadora, aunque tenga un hardware totalmente diferente.

Explicado de forma más sencilla, es un archivo de PC, que suele denominarse “imagen” y se comporta igual que un equipo real. 

Se puede ejecutar en una ventana como un entorno informático aparte, para ejecutar un sistema operativo diferente o, incluso, para la experiencia informática completa del usuario.

La máquina virtual está en una partición separada del resto del sistema, lo que significa que el software que se encuentra dentro de una máquina virtual no puede interferir con el sistema operativo principal del equipo host.

Por otro lado, debes saber que existen dos tipos de máquinas virtuales clasificadas con base en su funcionalidad, las de sistema y proceso.

Las de proceso son menos ambiciosas que las de sistema, ya que en vez de emular al sistema por completo, ejecuta un proceso concreto, como una aplicación, en su entorno de ejecución; lo usas cada vez que ejecutas una aplicación basada en Java.

Teniendo claro en qué consisten estas soluciones, te explicaremos a continuación para qué sirven las máquinas virtuales y por qué debes conocer los usos que tu empresa puede explorar.

 

¿Para qué sirven las máquinas virtuales?

Actualmente existen diversos usos para las máquinas virtuales, ya que permiten emular casi cualquier sistema operativo estándar como Windows, GNU/Linux, MacOS, Android, entre otros.

Los usos que más destacan son:

  • Para probar un nuevo sistema operativo (SO), incluidas las versiones beta.
  • Para ejecutar programas antiguos.
  • Para usar aplicaciones disponibles para otros sistemas.
  • Para probar una aplicación en distintos sistemas.
  • Para compilar e implementar aplicaciones en la nube.
  • Para poner en marcha nuevos entornos que les permita a los desarrolladores ejecutar escenarios de desarrollo y pruebas más rápido y sencillo.
  • Para crear copias de seguridad del sistema operativo.
  • Para acceder a datos infectados por virus o ejecutar una versión anterior de una aplicación con la instalación de un sistema operativo anterior.
  • Para ejecutar software o aplicaciones en sistemas operativos para los que no se habían diseñado inicialmente.

Dado que se ejecutan en una capa de software totalmente aislada, uno de los usos más recurrentes es el de probar diferentes sistemas operativos, programas o configuraciones con total seguridad para tu computadora real, ya que si falla algo en la máquina virtual, este fallo no afectará a más.

En caso de que te hayan enviado un archivo y tuvieras sospechas si este está infectado o contiene algún virus o software malicioso, puedes ejecutarlo en una máquina virtual para comprobar su fiabilidad, si no sucede nada, puedes ocuparlo sin preocupaciones en tu equipo, de lo contrario, solo afectará a la máquina virtual.

¿Sabías que tampoco tienen “conciencia” de que son máquinas virtuales? Como te lo mencionamos anteriormente, esto permite que se comporten como computadoras reales, permitiendo recrear entornos de red donde puedes conectar diferentes máquinas virtuales y configurarlas entre sí.

Esto puede serte bastante útil en tu empresa, ya que pueden aprender cómo funcionan las redes informáticas y ahorrar grandes costos de computadoras reales para probar la seguridad de tus redes.

Otra de las principales utilidades para las máquinas virtuales de procesos, de las que ya mencionamos, es el almacenamiento en Cloud.

Esta solución es muy común en los servicios de web hosting, ya que gracias a esta herramienta, las empresas pueden optimizar costos de los servidores ejecutando una máquina virtual para alojar los archivos de distintos usuarios, lo que significa que en lugar de necesitar un servidor para cada persona, todos comparten el mismo hardware dividido en varias máquinas virtuales aisladas entre sí.

Son infinitas las tareas que se pueden llevar a cabo a través de estas estructuras, por ello si tu empresa está considerando adoptar esta solución, recuerda que podrás acceder a sistemas operativos o programas desde prácticamente cualquier equipo habilitado para operar estas redes. 

Hasta se pueden almacenar datos de forma virtual, lo que significa que mientras tus empleados cuenten con una conexión al servidor donde se están ejecutando las actividades, pueden trabajar desde cualquier lugar.

¿Para-que-sirven-las-máquinas-virtuales?

¿Qué ventajas representa implementar una máquina virtual en tu empresa?

Debido a que se ejecutan como equipos individuales con aplicaciones y sistemas operativos individuales, las máquinas virtuales poseen la ventaja de permanecer completamente independientes entre sí y respecto del equipo host físico. 

Un software llamado hipervisor o administrador de máquinas virtuales, permite la ejecución de diversos sistemas operativos en varias máquinas virtuales al mismo tiempo, ejecutando por ejemplo máquinas virtuales Linux, en un sistema operativo Windows o llevar a cabo una versión anterior de Windows en el sistema operativo Windows más nuevo.

Otro beneficio que se debe mencionar es que las máquinas virtuales son extremadamente portables, esto significa que se pueden mover casi de forma inmediata, de un hipervisor a otro que esté en una máquina completamente distinta.

Gracias a su gran flexibilidad y portabilidad, pueden brindar otras ventajas que te enlistamos a continuación.

  • Notables ahorro de costos

Llevar a cabo la ejecución de varios entornos virtuales en una única infraestructura, significa que puedes reducir en gran medida la superficie física de la infraestructura. 

Esto eleva la cantidad de beneficios, ya que disminuye la necesidad de mantener tantos servidores, así como los costos de mantenimiento y la electricidad.

  • Mayor agilidad y velocidad

Poner en marcha una máquina virtual es relativamente sencillo y rápido, y es mucho más fácil para tus desarrolladores, que el aprovisionamiento de un entorno completamente nuevo. 

La virtualización permite que el proceso de ejecución de escenarios de desarrollo y pruebas sea más veloz.

  • Menor tiempo de inactividad

Debido a que las máquinas virtuales son muy portables y fáciles de migrar de un hipervisor a otro en un equipo diferente, son la solución ideal para realizar copias de seguridad, en caso de que el host deje de funcionar de manera inesperada.

  • Escalabilidad

Estas herramientas permiten escalar de forma más fácil las aplicaciones, agregando más servidores virtuales o físicos para distribuir la carga de trabajo entre varias máquinas virtuales. 

El resultado final puede resultar en el aumento de la disponibilidad y el rendimiento de las aplicaciones.

  • Seguridad de misión crítica

Como ya sabes, las máquinas virtuales se ejecutan en diferentes sistemas operativos y el uso de un sistema operativo invitado en una máquina virtual a veces permite la ejecución de aplicaciones de seguridad dudosa que no siempre protegen el sistema operativo host. 

Es así como esta tecnología también permite un mejor análisis de la seguridad y por lo general suelen usarse para estudiar virus informáticos de manera segura, aislándolos para evitar riesgos en el equipo host.

Existe una amplia variedad de máquinas virtuales, sin embargo, debes centrarte en los beneficios que cada opción te ofrece, si cumplen con tus requerimientos y hasta dónde puedes hacer uso de ellas.
Ventajas-máquinas-virtuales

¿Por qué OpenStack es una de las mejores alternativas  para crear Máquinas Virtuales?

Para hablar del tema de las máquinas virtuales, esta infraestructura es una de las más importantes y reconocidas.

Se trata de un estándar de código abierto que deja acceder y proveer servicios de Infrastructure as a Service (IaaS). 

Debido a la amplia adopción de esta herramienta y el hecho  de que es abierto, se ha convertido en una de las mejores alternativas para las empresas que están pensando en acceder a estas tecnologías.

OpenStack utiliza recursos virtuales para diseñar y gestionar  nubes privadas y públicas, al mismo tiempo que emplea interfaces de programación de aplicaciones (API) para extraer todavía más recursos virtuales, los cuales distribuye en distintos conjuntos para potenciar las herramientas que utilizan los administradores y los usuarios.

Por-qué-OpenStack-es-importante-en-las-máquinas-virtuales

Conclusión

Las máquinas virtuales son una tecnología que permite crear múltiples entornos simulados o recursos dedicados desde un solo sistema de hardware físico. 

Podrás automatizar, gestionar y modernizar todas tus cargas de trabajo de virtualización. 

Esta solución tiene un largo historial y actualmente continúa siendo muy relevante para la creación de una estrategia de informática en la nube, por esta razón, si tu empresa está en busca de la implementación de este recurso y de la innovación, no dudes que las máquinas virtuales son la mejor opción.

Si deseas obtener más información acerca de esta solución, contáctanos al 800 520 1111 y uno de nuestros expertos te brindará soporte para resolver cualquier duda, recuerda que Servnet es tu socio estratégico ideal.

CTA_Servnet_1

employe-img
NEWSLETTER

Suscríbete para conocer las noticias más relevantes de la industria.

Comparte tus comentarios