Nube pública, ¿la mejor opción para tu empresa?

Katia Hernández
Tiempo de lectura: 5 min
Publicación: 22 ene, 2021

Se le define como nube pública a los diversos servicios informáticos y recursos virtuales desarrollados a partir del hardware, que proveedores y/o empresas externas ofrecen mediante la Internet pública y los cuales están disponibles para que los usuarios accedan de manera compartida sin mayor control sobre la ubicación de la información, pueden ocuparlos gratuitamente o por un modelo de pago de uso.

La infraestructura, el potencial de procesamiento en bruto, el almacenamiento o las aplicaciones basadas en la nube se virtualizan desde el hardware del proveedor, se agrupan en lagunas de datos, se organizan mediante un software de gestión y automatización, y se transmiten al cliente a través de una conexión de red específica.

Es importante saber que las nubes públicas se integran con más velocidad que las infraestructuras locales y con una plataforma que posibilita una escalabilidad casi ilimitada, sin embargo, no se implementa como una solución de infraestructura independiente, ni posibilita los mismos beneficios que una nube privada o híbrida.

Ciertamente al contar con el modelo de nube pública, todos los empleados de una compañía pueden usar la misma aplicación desde cualquier oficina o lugar, con su dispositivo favorito que cuente con acceso a Internet, pero uno de los temas con mayor relevancia y que algunas veces se descuida en estos entornos, es el tema de la seguridad de los datos. 

La nube pública es quizá, la activación de nube más sencilla que existe. Se pone en marcha cuando un cliente requiere mayor cantidad de recursos, plataformas o servicios, en ese momento únicamente debe pagar a un proveedor por hora o byte, sin ser necesario que él gestione la administración del servicio, ya que no es dueño de los equipos, bytes de almacenamiento, ni de los servidores, es decir, no es responsable de proteger sus datos, aplicaciones o servicios alojados en la nube.

¿Qué es lo que permite que una nube sea pública?

Si tu empresa se encuentra en crecimiento y desea saber más sobre este tipo de nube, aquí te mostramos cinco ventajas a considerar, para saber si este modelo es el ideal para los objetivos que persigues.

  • Tu empresa logrará tener acceso total a los datos en todo momento y desde cualquier plataforma que cuente con conexión a la Internet.
  • La empresa podrá utilizar todos los servicios que crea indispensables, de la misma forma que incrementará sus recursos cuando quiera y le sea necesario.
  • Los usuarios ahorran dinero, ya que no se deben pagar los costos de los centros de datos. El pago de los servicios corresponde únicamente al consumo que ha realizado la empresa. (Alta retornabilidad de la inversión inicial.)
  • Todos los usuarios que pertenezcan a la nube pública, comparten los recursos virtuales y los servicios del proveedor, por ende, el administrador de la nube pública deberá ocuparse de mantener el software, el hardware y la red en constante actualización y en correcto funcionamiento.
  • La nube pública se puede combinar con otros modelos de cloud computing, por lo tanto, podrás diseñar tu propia estructura de almacenamiento digital según las necesidades que te exija la empresa.
  • El servicio de esta nube, no presencia un contrato de permanencia, por lo tanto, podrás usarla durante el tiempo que consideres que es el ideal y en el momento que cambies de parecer, puedes mudarte a otro tipo de nube sin problema alguno.

Por otro lado, también te presentamos las desventajas e inconvenientes de esta nube frente a la nube privada o híbrida.

  • Se obliga a compartir los equipos, servidores y red con otros clientes que también están almacenando su data en la misma estructura, lo cual te impedirá controlar estrictamente tus aplicaciones, datos y sistemas, permitiendo que otros influyan en la disponibilidad o el rendimiento de sus servicios.
  • No se garantiza que no existan períodos de inactividad.
  • Dado que la conexión tiene lugar en Internet y será el proveedor quien deberá estar actualizando y dando soporte, el cliente no podrá controlar, considerando en general a esta nube con más vulnerabilidad a fugas de seguridad.

Qué-es-lo-que-permite-que-una-nube-sea-pública

¿Es conveniente la nube pública para tu empresa?

Si hablamos desde la perspectiva del cliente, la nube pública requiere técnicamente de muy poco. Supongamos que incorporamos gran parte de la infraestructura de TI en la nube y traspasamos el servidor, los entornos de tiempo de ejecución y las aplicaciones internas a la nube de servidores. ¿Qué sería lo que requiere para lograr esto? Únicamente un dispositivo con conexión a Internet y un navegador. 

En un imaginario, los empleados operan estos dispositivos con teclado y ratón, pantalla táctil, tableros de control profesional o los dispositivos con los que cuentes en la empresa, sin necesitar un servidor propio con memoria idónea para guardar bases de datos y programas o con la RAM necesaria para contestar con velocidad. A este hardware se le apoda “lean client” o “thin client”.

Al tener conexión mediante Internet, tan pronto como haya creado una cuenta, tu proveedor deberá proporcionar una interfaz de usuario fundamentada en el navegador que obtenga desde aplicaciones individuales hasta algunas infraestructuras completas.

En el aspecto visual puede llegar a ser muy variado, a veces algunos clientes solo necesitan usar una interfaz de correo web limitada para trabajar la comunicación, mientras que en otros casos, emplean un sistema ofimático para realizar tareas donde no se interacciona con otros usuarios o administran su aplicación web en una plataforma “Ad hoc” (para este propósito).

Tú como cliente, podrás acceder al servicio, después de contratarlo mediante una interfaz, la cual proporcionará al mismo tiempo todas las garantías de seguridad que involucran. La empresa proveedora, será también quien se responsabilice de la gestión del BackEnd y suministre el hardware que comprende las torres de servidores, las unidades de almacenamiento de datos y los ordenadores. 

Los prestadores de alojamiento en la nube pública, asignan a cada servicio un lugar en el servidor, distribuyendo redundancias en diferentes servidores, es decir, repartiendo copias idénticas o similares a la del original, para garantizar el acceso a la nube en todo momento en caso que la primer versión falle o se dañe. 

Arquitectura-nube-pública

Arquitectura de la nube pública dentro del mercado

Las empresas proveedoras, ocupan la infraestructura de nube pública, para enseñar todas sus ofertas en modalidades de amplitudes, puesto que como se mencionaba anteriormente, es posible utilizar un solo programa o contratar una externalización completa de las estructuras. 

Esta arquitectura se estructura en layers, en la que en cada sección se designa a una capa determinada. Estas son ordenadas por orden jerárquico, permitiendo que las superiores puedan acceder a las inferiores, pero no al contrario.

Se considera a la infraestructura como servicio (IaaS), a la plataforma como servicio (PaaS) y al software como servicio (SaaS), estos layers se distinguen en el tipo de usuario para el que funciona la oferta. Dentro de estas tres capas principales, algunos proveedores diferencian otros servicios más distinguidos como security as a service (seguridad como servicio), storage as a service (almacenamiento como servicio) o high performance computing as a service (computación de alto rendimiento como servicio). 

Arquitectura-de-la-nube

En Servnet, nos hemos centrado en presentarte tres modelos con gran peso

-(SaaS) Software como servicio. El fabricante acostumbra a poner la aplicación, para que se vuelva una aplicación en este tipo de nube. Si los programas se guardaran en un servidor interno, se trataría ya de nube privada. Pero en este caso, el cliente puede hacer uso del software alojado en la nube pública. 

El cliente utilizará el sistema alojado por esa empresa, la cual mantendrá la información del cliente en sus sistemas y proveerá los recursos necesarios. Un ejemplo puede ser cualquier servicio web de correo electrónico, como Gmail.

Este modelo como servicio te permitirá seleccionar entre una serie de aplicaciones donde podrás  agruparlas en un paquete. En la nube se obtienen las actualizaciones y performance, pero se debe estar consciente de ocupar siempre la última versión, ya que una copia física no pasará mucho en ser obsoleta. Con el software como servicio, desaparece este problema. Sin embargo, hay que tener presente que los pagos son por suscripción, es decir, la factura se tendrá que pagar en épocas de menores ingresos.

- (PaaS) Platform como servicio. Para que un programa se pueda llevar a cabo, se necesita de una plataforma que le soporte. En la red, el usuario puede acceder a un entorno de ejecución, que facilita un sistema de tiempo de realización, donde el usuario podrá ejecutar una aplicación web. O por otro lado, puede acceder a un entorno de desarrollo, este le auxiliará con el lugar y las herramientas para escribir programas.

Si deseas combinar ambos servicios, debes saber que en el entorno de desarrollo, se diseña la interfaz y se programa el código, probando su funcionamiento antes de su lanzamiento, hasta que finalmente se sube al entorno de tiempo de ejecución. 

Los servicios de PaaS controlan que el acceso a la plataforma no se interrumpa, le ofrecen middleware, que es la lógica de intercambio de información entre aplicaciones compatibles que convierten los formatos en compatibles. A menudo incluyen herramientas de trabajo en equipo, como Messenger.

-(IaaS) Infraestructura como servicio. Se alquilan espacios o servicios adicionales de hardware en un servidor, como ancho de banda o potencia, en lugar de comprar un servidor. Como usuario, tú solo pagarás por el volumen en infraestructura escalable de cómputo que necesitas, trabajando en un servidor virtual desde una interfaz web. Esto te permitirá probar aplicaciones en distintos entornos sin tener que pagar por ellos. 

PaaS-Saas-Daas

El cloud computing debe ser reconocido como una de las soluciones tecnológicas a la hora de elaborar y ejecutar las diferentes metodologías de trabajo de cualquier empresa. 

¿Quieres saber los puntos a tomar en cuenta para la elección de un prestador de nube pública y si realmente es la mejor opción? En Servnet, tenemos a los mejores expertos que podrán asesorarte durante todo el recorrido, para hacer crecer tu empresa más que nunca.

Recuerda que sea cual sea el tipo de servicios cloud por los que optes, hay que tomar en cuenta que la implementación de cualquier tipo de tecnología requerirá la capacitación del personal y del establecimiento de un sistema eficaz de solución de problemas durante y después del lanzamiento.

Con Servnet, no tienes que volver a preocuparte por contratar o capacitar, nosotros lo hacemos por ti.

CTA_Servnet_1

 

employe-img
NEWSLETTER

Suscríbete para conocer las noticias más relevantes de la industria.

Comparte tus comentarios